Saltar al contenido

Mesas de futbolín en madera

¿Te acuerdas de aquellas tardes en el bar jugando al futbolín o al billar con amigos? Que partidas y risas se hacían al lado de una cerveza fresquita, no? ¿Te gustaría tener esto en casa?

Pues ahora puedes por mucho menos de lo que piensas, ya que existen varias opciones de futbolines y billares a precios muy competitivos.

Mesas de futbolín

El futbolín sea talvez el juego más popular en los bares en España. Es difícil ver un bar que no tenga una mesa de futbolín de madera con los colores de los principales equipos de la liga. Esto hace que también sea bastante fácil comprar una mesa de futbolín para tener en casa.

Porque comprar un futbolín de madera con nosotros

Sabemos que comprar un futbolín no es una inversión económica, por lo que es importante hacerlo en una tienda de calidad que te ofrezca garantías.

Nosotros somos afiliados de Amazon, el mayor distribuidos de comercio electrónico a nivel mundial, el cual cuenta con un excelente servicio de entrega y atención al cliente. Como afiliados usamos este sistema para nuestros clientes, lo que nos permite ofrecer estos altos estándares de entrega y servicio.

Medidas de las mesas de futbolín

Las medidas de las mesas de futbolín dependen principalmente de su origen y aplicación. Si hablamos de mesas de futbolín para adultos, lo más habitual es encontrar mesas de 120 a 160 cm. Los futbolines fabricados en china, suelen ser los más pequeños de esta categoría y medir entre los 120 y 140 cm, mientras que los futbolines nacionales son más grandes. Estos son los habituales en los bares y miden de 140 a 160 cm.

Futbolín de sobremesa

Los futbolines de sobremesa son una variación del futbolín tradicional, mucho más pequeños y adaptados para poder ser usados sobre una mesa normal.

Si buscamos un futbolín para niños o disponemos de poco espacio en casa, los futbolines de sobremesa son los más recomendables. Estos suelen tener una medida inferior al metro y no disponen de patas (o son muy cortas).

En estos futbolines es importante su peso o que exista alguna forma de fijarlos a la mesa, ya que si no es fácil que se muevan con el juego.

Futbolines para niños

Los futbolines para niños son similares a los de los bares, pero más bajos y pequeño, por tanto ajustados a las medidas de los niños. Este tipo de futbolines son perfectos para que los más pequeños pasen horas y horas de diversión con sus amigos.

Debido a su menor tamaño y nivel de acabados, los futbolines para niños son bastante más económicos, y fácilmente podemos encontrarlos a partir de los 100€.

Los futbolines infantiles suelen tener medidas hasta 120 cm y cuentan con varias características especiales para los niños.

Entre estas podemos encontrar las barras telescópicas, las cuales  en vez de salir por el otro lado, disponen de una cavidad donde se introducen. Con ese introducen internamente en una cavidad sin riesgo de que ningún niño sufra daños.

Además, en la mayoría de los casos las esquinas son redondas. Esto reduce el riesgo en caso de golpes. A parte, el uso de la madera también colabora en ello, ya que los futbolines fabricados en madera son más suaves y blandos que los fabricados en otros materiales.

Futbolín profesional

Los futbolines para adultos o profesionales imitan aquellos que podemos encontrar en los bares. Los cuales constituyen, no solo una forma de divertirse y pasar un buen rato con los amigos, sino también auténticos objetos decorativos.

Dentro de los futbolines profesionales para adultos podemos encontrar los dos tipos más populares:

  • El futbolín español, con el campo curvado descendente hacia el centro y los muñecos metálicos con las piernas abiertas. Estos son los que permiten hacer más jugadas y mayor control del balón.
  • El futbolín internacional, con los muñecos de plástico o madera y con las piernas juntas (fútbol de mesa).

Las mesas de futbolín para adultos son las de mayor tamaño y peso. Las dimensiones estándar de la mesa de futbolín de bar son más de 304 cm de ancho por 152 cm de largo. El futbolín reglamentario mide 76.2 cm de ancho, 142,24 cm de largo y 91 cm de alto.

Tradicionalmente se trata de futbolines de madera, por lo que no solo destacan por sus dimensiones, sino también por su imagen y nivel de acabados. Muy superiores a los que conseguiríamos con otros materiales. A parte, su mayor peso los hace muy adecuados para jugar porque se mueven menos.

Futbolines plegables

Cuando el tamaño es un problema o queremos una forma fácil de guardar nuestro futbolín, la mejor opción es decantarse por un futbolín plegable.

Como su nombre indica, estos pueden plegarse, reduciendo mucho su tamaño para poder ser fácilmente guardables. Si el futbolín es de buena calidad, como los que ofrecemos en esta página, esto no les resta funcionalidad ni durabilidad.

Porque comprar un futbolín de madera

Los futbolín con estructuras de madera son muy populares debido su bonito color y a la veta de este material. Las buenas calidades de este material los hacen muy apreciados en mucho hogares y en los bares.

Si te has decantado por un futbolín de madera, es importante que tengas en cuenta una serie de características

Al tratarse de un objeto de gran tamaño que será muy visible en tu casa, es importante que este combine bien con el resto de la decoración. En este caso se convertirá en un objeto de estilo que diferenciará tu hogar del resto.

Los futbolines de madera de calidad son más caros que los equivalentes hechos de plástico, pero a cambio recibes un objeto mucho más bonito y decorativo, y que seguramente te acabará durante mucho más tiempo. Esto hará que tu futbolín mantenga mejor su valor a lo largo del tiempo.

Para ello es importante respetar unas pequeñas normas de mantenimiento. Mejor evitar colocar las bebidas y alimentos directamente sobre la madera, usando mejor algún tipo de protector para evitar dañarla.

Por supuesto también debemos vigilar con las llaves, monedas y otros objetos metálicos. Si te fijas en los futbolines de los bares, estos suelen estar marcados por la costumbre de colocar las monedas sobre ellos. Aunque es posible lijar, teñir o barnizar de nuevo un futbolín de madera para recuperar su aspecto original, es un proceso caro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies